Dibujos de Marruecos

Viajar con un cuaderno y algo para hacer dibujos hace mucho más entretenido el rato, ¡y no hace falta saber dibujar! Basta con sacarlo en un café, en una parada de autobús o en un banco de una plaza para que se acerque alguien a preguntar, algún niño curioso a ver qué estás haciendo… y puede ser la mejor manera de romper el hielo.

Estos son algunos dibujos que hice de Marruecos, hechos en su mayoría en los trayectos camino del desierto de Merzouga o sentada tomando un té en una terraza de Marrakech. Guiños a un país que me ha sorprendido  y del que aún me queda mucho por conocer.