Inspiración para hacer cuadernos de viaje

A veces para viajar a países y culturas lejanas no hace falta irse muy lejos. Un sitio cómodo, luz y tranquilidad bastan para disfrutar. Hay quien le gusta viajar, salir, vivirlo en primera persona… pero también hay quienes por diferentes razones no pueden o no quieren hacerlo. Los relatos y crónicas de viajes son los que nos permiten viajar sin necesidad de movernos de casa, trasladándonos a esos lugares o momentos donde te gustaría estar.

Para hacer un cuaderno de viaje no se necesita mucho. Ni siquiera necesitas saber dibujar. Bastan una cámara de fotos, unas acuarelas, un lápiz y un cuaderno o un simple bolígrafo… lo imprescindible es imaginación, creatividad y ganas de dejar constancia de ese momento.

El recuerdo surge en nuestra cabeza cuando vemos esas páginas pintarrajeadas con anotaciones, personas y teléfonos, tarjetas y etiquetas de cerveza, nombres en otros idiomas… los cuadernos de viaje son pequeños guiños para evitar el olvido, herramientas de trabajo para intentar compartir el momento vivido y luego poder contarlo.

Estos son algunos libros donde recurro a sumergirme cuando quiero inspiración, o simplemente disfrutar.

“Cuadernos de viaje. Crónicas de tierras desconocidas”, de Farid Abdelouahab

Este libro es una sorpresa que me encontré una vez en una biblioteca en Oviedo. Cuando llego a alguna ciudad me gusta investigar qué tiendas de libros hay. Un día haciendo una ruta por Asturias hacía bastante frío, y para pasar el rato entramos en una biblioteca por el centro. No recuerdo ni la calle ni el nombre, pero encontré esta maravilla y sí que me acuerdo del placer de sentarme a leerlo cuando afuera llovía. Claro, me acabé apuntando el título y creo que fue mi regalo de Navidad o cumpleaños. Cuenta los inicios de los cuadernos de viaje, cuando surgían expediciones para “descubrir” nuevos países o culturas, para registrar especies de plantas y animales desconocidas o hacer el mapa de un territorio en la época en que se embarcaban artistas y pintores como parte de la tripulación. También hay cuadernos de bitácora de viajes en barco a otros continentes, de campañas navales de cuando las grandes potencias se dividían el mundo colonizándolo, cuadernos de pintores que se iban temporadas a otros países para inspirarse, diarios de científicos, misioneros, artistas plásticos, fotógrafos… la lista llega hasta la época actual, y cada pieza da una visión de la época e interés con que se hace, pero también habla mucho de su autor. Una joya para disfrutarla.

“Exploradores. Cuadernos de viaje y aventura”, de Huw Lewis-Jones y Kari Herbert

Este es más reciente. Lo vi por primera vez en la tienda del museo Thyssen en Málaga, aunque es reciente y bastante fácil de encontrar en muchas librerías. Aquí aparecen pequeños extractos y detalles de cuadernos de viajes de exploradores, aventureros, científicos, arqueólogos o viajeros como Road Admunsen, David Livingstone, Howar Carter, Charles Darwin, James Cook… y entre los 70 protagonistas, sí que hay bastantes mujeres. Viajeras que con su visión particular fueron relatando sus experiencias: Gertrude Bell, Freya Stark, Meriwether Lewis, Margaret Fountaine, Olivia Tonge… otra joya para saborear tranquilamente y perderse entre los textos y dibujos de sus páginas. Lo bueno es que tiene una referencia bibliográfica para profundizar si quieres saber más de alguno de los autores.